Inicio » Abogados penalistas » El Derecho penitenciario en España

Abogados derecho penitenciario madrid

El Derecho Penitenciario es una rama del Derecho Penal que regula la ejecución de las condenas o medidas de seguridad privativas de libertad o de derechos.

Por ello, especialmente los condenados a penas privativas de libertad deberán contar con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho penitenciario, que le pueda asesorar acerca de las condiciones de cumplimiento de su condena, la posibilidad de recursos antes las decisiones adoptadas por el centro penitenciario, el momento de acceder a beneficios penitenciarios, etc…

En IENE Abogados contamos con abogados especializados en Derecho Penitenciario, acostumbrados a manejar y asesorar en este tipo de situaciones, que podrán con rigor analizar tu situación y elaborar la mejor estrategia.

El Derecho penitenciario en España

Las dos normas básicas que regulan el Derecho Penitenciario en España son:

La Ley Orgánica 1/1979 establece los principios básicos del sistema penitenciario español, siendo el Reglamento Penitenciario quien desarrolla esos principios atendiendo a la normativa sobre la materia prevista en nuestro Código Penal.

¿Desde cuando puede un condenado disfrutar de permisos de salida?

Los permisos de salida son absolutamente innecesarios en cualquier condena de prisión, pues es precisamente el mecanismo que dispone el interno para preparar su reinserción en la sociedad y la vida en libertad. 

Existen dos tipos de permisos:

R

Permisos de salida ordinarios: tienen lugar para la reinserción del preso en la sociedad y dependerá de varios factores para su concesión, tal y como a continuación analizaremos.

R

Permisos de salida extraordinarios: éstos se conceden por razones humanitarias como muerte de un familiar o enfermedad grave… Tienen lugar por un tiempo determinado, y son supervisados mediante medidas de seguridad impuestas por la Administración Penitenciaria.

Para la concesión de los permisos de salida ordinarios se tienen en cuenta, por un lado el cumplimiento de una serie de requisitos objetivos, y por otra una serie de requisitos subjetivos que serán valorados por la Junta de Tratamiento.

Requisitos Objetivos:

R

Estar el interno clasificado en 2º o 3º grado de tratamiento

R

Haber cumplido ¼ parte de la condena impuesta

R

Tener buena conducta, es decir, no contar con partes por mala conducta dentro del centro penitenciario

R

Informe favorable de la Junta de Tratamiento.

El artículo 47 de la Ley General Penitenciaria regula este tipo de permisos y su duración:

  1. En caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con los internos, alumbramiento de la esposa, así como por importantes y comprobados motivos, con las medidas de seguridad adecuadas, se concederán permisos de salida, salvo que concurran circunstancias excepcionales.
  2. Igualmente se podrán conceder permisos de salida hasta de siete días como preparación para la vida en libertad, previo informe del equipo técnico, hasta un total de treinta y seis o cuarenta y ocho días por año a los condenados de segundo o tercer grado, respectivamente, siempre que hayan extinguido la cuarta parte de la condena y no observen mala conducta.

Requisitos Subjetivos:

En cuanto a los requisitos subjetivos, se tendrá en cuenta la probabilidad de que el interno quebrante la condena no regresando al centro penitenciario la posibilidad de comisión de nuevos delitos así como el efecto negativo que pueda tener la salida en su programa individualizado de tratamiento previsto en el centro. 

La solicitud del permiso la hará el interno directamente al centro penitenciario. Tras su solicitud el Equipo Técnico valorará la concurrencia de los requisitos analizados y dará traslado de un informe con su valoración a la Junta de Tratamiento que decidirá sobre la concesión o no del mismo, debiendo contar así mismo con la autorización o bien del centro directivo o bien del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, dependiendo del caso.

Beneficios penitenciarios:

Existen dos tipos de permisos penitenciarios en España:

    • Los que generan una reducción de la condena impuesta: indulto particular
    • Los que generan una reducción de la duración del tiempo efectivo de internamiento: libertad condicional

La concesión de los beneficios penitenciarios no se produce de forma automática, sino que en cada caso se ponderará las circunstancias personales del condenado, la concurrencia de buena conducta, el trabajo, participación en actividades de reeducación y reinserción social, así como la evolución positiva en el proceso de reinserción.

¿ Cuales son los requisitos para obtener un indulto?

En el caso de los beneficios que suponen una reducción de la condena impuesta, hablamos del indulto particular, contemplado en los artículos 202 y 206 del Reglamento Penitenciario ( RD 190/1993 de 9 de Febrero). 

El indulto particular podrá ser solicitado por la Junta de Tratamiento, previa propuesta del Equipo Técnico, al Juez de Vigilancia Penitenciaria para aquellos penados que durante al menos dos años y de forma extraordinaria cumplas las siguientes circunstancias:

  • a) Buena conducta.
  • b) Desempeño de una actividad laboral normal, bien en el Establecimiento o en el exterior, que se pueda considerar útil para su preparación para la vida en libertad.
  • c) Participación en las actividades de reeducación y reinserción social.

Art. 206 del Reglamento Penitenciario

¿ Y para obtener la libertad condicional?

Por otro lado, la libertad condicional se trata de un beneficio que reduce el tiempo efectivo de internamiento, regulado en el artículo 205 del Reglamento Penitenciario. Para la concesión de este beneficio se exige:

R

Haber extinguido las dos terceras partes de la condena

R

Buena conducta

R

Haber desarrollado continuamente actividades laborales, culturales u ocupacionales

¿Qué supone la clasificación en tercer grado penitenciario?

El tercer grado penitenciario se concede a aquellos penados que por sus circunstancias personales y penitenciarias son idóneos para continuar el cumplimiento de la condena en un régimen de semilibertad.

Normalmente este régimen supone que el condenado pase a cumplir la condena en un centro de régimen abierto.

Si tienes cualquier duda sobre el régimen de cumplimiento, el acceso a permisos o la progresión de grado penitenciario no dudes en contactar con IENE Abogados, te asesoraremos sin compromiso de todas las opciones que tu situación plantea.

Artículos del blog relacionados con derecho penal

¿Empezamos?

Te contactamos

Facilítanos tu teléfono y te llamamos

Te contactamos

Facilítanos tu teléfono y te llamamos

[contact-form-7 id="1731" title="Formulario botón flotante"]

Thanks!

Política de cookies

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario.

Leer más